MARTÍNEZ GUERRICABEITIA, coleccionismo y compromiso político

La Facultat de Belles Arts acoge la Colección Martínez Guerricabeitia

La exposición llega bajo el título de Coleccionismo y compromiso político

La Colección Martínez Guerricabeitia es quizás la más importante de iniciativa privada dedicada a la pintura de oposición al franquismo y comprometida con los valores democráticos. Recoge obras realizadas en los últimos años de la dictadura o la transición que nos retrotraen a acontecimientos del s. XIX o la Guerra Civil, con alusiones directas a la represión y la tortura. Estas obras que se complementan con otras, realizadas en los años ochenta y noventa, que insisten en la denuncia política; la mayor parte de ellas adquiridas a lo largo de las bienales de pintura organizadas por la Fundación General de la Universitat de València. Después de trece ediciones, la Bienal que lleva su nombre da continuidad al compromiso social y cultural iniciado por Jesús Martínez Guerricabeitia (1922-2015) en defensa de los valores democráticos y del pluralismo político.

En el origen, la Colección fue un proyecto conjunto del matrimonio formado por Jesús Martínez Guerricabeitia y Carmen García Merchante, quienes durante décadas dedicaron parte del patrimonio que forjaron en el comercio y la exportación a la compra de obras de arte. De la pasión coleccionista del matrimonio da idea el hecho de que conservemos hoy unas 130 obras únicas, casi trescientos grabados y varios centenares de carteles. A este legado hay que añadir la colección de libros y diversos materiales de archivo donados a la Biblioteca Valenciana y compuesta por miles de documentos.
En una tierra poco acostumbrada al mecenazgo cultural, la generosa donación de Jesús Martínez Guerricabeitia a estas dos instituciones públicas es un ejemplo de generosidad y compomiso pues, a través de esta iniciativa, quien había triunfado en los negocios venía a reconocer que el éxito nunca es pleno si no es compartido, que los esfuerzos individuales de nada valen sino no son reconocidos socialmente y que no podemos gozar del triunfo profesional sin reconocer la deuda con quienes no fueron bendecidos por la fortuna.
La Colección Martínez Guerricabeitia nos ofrece testimonio de la resistencia a la dictadura y es memoria viva de los sueños de una generación frustrados por la Guerra Civil. A contrapelo de la cultura y la ideología del franquismo, la actividad empresarial de Jesús Martínez Guerricabeitia, como también la obra de los artistas elegidos para esta muestra, dieron sentido a una existencia condenada a la mera supervivencia en la larga noche de la dictadura y enfrentada después a una cierta decepción durante el proceso de reforma política.

Es muy probable que con su gesto de generosidad el donante logre pasar a la historia pues, al compartir su éxito, quien dona da sentido a lo que, de otro modo, habría sido una trayectoria vital marcada por circunstancias más o menos azarosas y particulares. En el caso de Jesús Martínez Guerricabeitia, coleccionar no fue nunca la actividad caprichosa del comprador deslumbrado por el escaparate, sino que obedecía a una intención histórica muy clara: la de formar un archivo de arte que guardara testimonio de la resistencia política frente al franquismo. Es esta voluntad de historiador la que hace que la colección haya podido generar diversas exposiciones que han propuesto relecturas de la historia cultural de nuestro país, descubriendo itinerarios entonces apenas esbozados y hoy todavía abiertos.
A esta voluntad de apuntar hacia el futuro al recuperar momentos truncados del pasado reciente quiere contribuir esta exposición organizada por la Universitat Politècnica de València en su cincuenta aniversario.